LA INSTITUCIÓN DE HEREDERO

1. CONCEPTO Y ANTECEDENTES:

Antes de entrar en el análisis de la institución debemos realizar las siguientes cuestiones para enmarcar el ámbito de aplicación del testador en relación con la institución de heredero:

 - La sucesión del causante puede disponerse válidamente sin la institución de heredero, por tanto, el nombramiento o no de herederos es una cuestión que depende de la voluntad del testador.

  - El testamento sigue siendo válido aunque no realice la adjudicación de la totalidad de los bienes

En estos dos supuestos, se cumplirán las disposiciones testamentarias, legalmente válidas, ordenadas por el testador y el remanente de los bienes pasa a los herederos legítimos.

 La institución de heredero puede conceptuarse como: la designación libre y voluntaria que hace el testador en su testamentode la persona o personas que han de sucederle a título universal ensu bienes, derechos y obligaciones transmisibles.

ANTECEDENTES

La institución de heredero procede del derecho romano en que se concebía como el fundamento del testamento de tal forma que si este careciere de aquella era nulo y esto era así porque la institución de heredero producía dos consecuencias: la fuerza expansiva de tal forma que el heredero adquiría cualquier cuota o bien singular de la herencia que no fuese adquirido por cualquier causa por otra persona y como corolario de lo anterior regía el principio nemo pro parte testatus pro parte intestatus decidere non potest.

En España como dice Castán la legislación de Las Partidas reprodujo la teoría romana de la institución de heredero pero ya desde el ordenamiento de Alcalá de 1348 se introdujo el criterio contrario que es el que rige en la actualidad y plasma nuestro Cc en el art. 764 por mor del cual:

El testamento será válido aunque no contenga institución de heredero, o ésta no comprenda la totalidad de los bienes y aunque el nombrado no acepte la herencia o sea incapaz de heredar.En estos casos se cumplirán las disposiciones testamentarias hechas con arreglo a las leyes, y el remanente de los bienes pasará a los herederos legítimos.

2. REQUISITOS Y FORMA DE DESIGNACIÓN:

REQUISITOS:

Para la existencia de la institución de heredero es preciso que concurran básicamente los siguientes requisitos:

  1. Que la institución de heredero se haga en testamento y que éste sea válido y eficaz. Esto último supone que el mismo responda a uno de los tipos admitidos por el Cc el cual prohíbe expresamente en el art.69 el testamento mancomunado.

  2. En relación con el instituyente es preciso:

     2.1. Que tenga aptitud o capacidad para instituir heredero: Es decir basta que el instituyente tenga la capacidad para otorgar testamento prevista en los arts. 662 y siguientes del Código Civil debiéndose tener en cuenta en cuanto al ológrafo lo dispuesto en el art. 668.

     2.2. Que su voluntad esté exenta de vicios tales como la violencia, el dolo o fraude tal y como prevé el art. 673.

     2.3. Que se respeten las legítimas tal y como prevé el art. 763 así como los arts. 806 y siguientes. Dispone el primero de los indicados preceptos que: "El que no tuviere herederos forzosos puede disponer por testamento de todos sus bienes o de parte de ellos en favor de cualquiera persona que tenga capacidad para adquirirlos.

          El que tuviere herederos forzosos sólo podrá disponer de sus bienes en la forma y con las limitaciones que se establecen en la sección 5ª de este capítulo." (artículos 806 y siguientes antes mencionados).

     2.4. Que la institución la haga el personalmente pues es este un acto personalísimo. Por ello dispone el art. 670.2 del Cc que: "No podrá dejarse al arbitrio de un tercero la subsistencia del nombramiento de herederos o legatarios, ni la designación de las porciones en que hayan de suceder cuando sean instituidos nominalmente.

         Si bien con carácter excepcional dispone el art. 671 que: "Podrá el testador encomendar a un tercero la distribución de las cantidades que deje en general a clases determinadas, como a los parientes, a los pobres o a los establecimientos de beneficencia, así como la elección de las personas o establecimientos a quienes      aquéllas deben aplicarse. Debiéndose además tener en cuenta por el art. 831.

  3. En cuanto al instituido es preciso:

     3.1. Que exista al tiempo de la delación hereditaria, bien por no haber premuerto, bien por estar concebido.

    3.2. Que tenga capacidad para suceder en sentido amplio la llamada testamentifacción pasiva.

FORMA DE DESIGNACIÓN

La forma general de designación del heredero se prevé en el artículo 772 que debe completarse con la previsión del artículo 773. Disponen los citados preceptos que:

Artículo 772.

El testador designará al heredero por su nombre y apellidos, y cuando haya dos que los tengan iguales deberá señalar alguna circunstancia por las que se conozca al instituido. Aunque el testador haya omitido el nombre del heredero, si lo designare de modo que no pueda dudarse quién sea el instituido, valdrá la institución.

En el testamento del adoptante, la expresión genérica hijo o hijos comprende a los adoptivos.

Artículo 773.

El error en el nombre, apellido o cualidades del heredero no vicia la institución cuando de otra manera puede saberse ciertamente cuál sea la persona nombrada.

Si entre personas del mismo nombre y apellidos hay igualdad de circunstancias y éstas son tales que no permiten distinguir al instituido, ninguno será heredero. Por tanto, lo esencial, sea cual se la forma en que se lleve a cabo la designación es que la persona del heredero sea cierta.

Desde un principio la jurisprudencia determinó el alcance significativo de los artículos 772 y 773, así la Sentencia del Tribunal Supremo de 5 de julio de 1893 ya dispuso que: Tanto la legislación anterior al Cc, como éste establecen el principio riguroso de que el heredero designado en testamento debe ser persona cierta, deduciéndose de las leyes 6ª, 11 y 13, del título III de la Partida VI, que persona cierta quiere decir tanto como persona expresamente señalada por el testador, aunque no lo haga por su nombre. En idéntico sentido la Sentencia del Tribunal Supremo de 21 de enero de 1895 señaló que la existencia real y positiva de una persona cierta y no ignorada es lo que requieren los artículos 772 y 773 del Cc para la validez del nombramiento de heredero.

En esta línea, la jurisprudencia ha señalado en sentencias como la de 3 de  junio de 1942 o la de 6 de febrero de 1958, que a las palabras del testador ha de dárseles el sentido más conforme con su situación, ideas y hábitos y que ha de indagarse el lenguaje propio y peculiar del testador. De este modo, en lo que toca a la designación del instituido, puede ésta llevarse a cabo mediante un alias del mismo, un seudónimo, la forma en que normalmente era identificado por el testador o por la que conocía a la persona designada, así puede ser suficiente la profesión que desempeñaba.

El párrafo primero del artículo 773 contempla una de las manifestaciones de las denominadas designaciones perplejas, singularmente cuando la  totalidad o parte de los datos suministrados por el testador corresponden a otra persona distinta de la que se quiso instituir. El presupuesto de la norma lo constituye pues, un error obstativo.

El artículo 773.1 habla de error en el nombre apellido y cualidades del heredero. El término cualidades debe entenderse referido a la indicación  cualidades como elementos de identificación del llamado y no como cualidades determinantes de la voluntad dispositiva del testador.

Por otro lado el supuesto de hecho contemplado en el precepto no se reduce al error en la designación nominal, sino que se extiende al que recaiga sobre todo tipo de designación, sea cual fuere la forma que se hubiera hecho, así como a los otros supuestos de errónea declaración testamentaria.

El artículo 773.1 constituye una clara excepción al formalismo testamentario, y se enmarca dentro de la línea subjetiva o espiritualista que debe presidir toda interpretación testamentaria, según las pautas generales del artículo 675.

Artículo 750: Toda disposición a favor de persona incierta será nula, a menos que por algún evento pueda resultar cierta. A tal efecto el mismo código establece toda una serie de previsiones para poder establecer con certeza la designación y evitar de este modo la nulidad que afectaría sólo a la institución de aquella persona en particular y no al conjunto del testamento.

Así como indica el artículo 751 que: La disposición hecha genéricamente en favor de los parientes del testador se entiende hecha en favor de los más próximos en grado.

El precepto es aplicable no sólo a la designación en favor de los parientes en general, sino también cuando lo sea en favor de algunos de ellos a los que les une una característica común, en este caso, la determinación del grado más próximo se hará entre los parientes que pertenezcan al grupo especificado por el testador. No es de aplicación, en cambio, cuando la designación lo sea en favor de los parientes que se encuentren en un determinado grado y línea, y tampoco cuando son llamados en consideración a una determinada circunstancia, independiente del grado, que implique una mayor especificación en el llamamiento (Sentencia Tribunal Supremo de 31 de marzo de 1928).

A pesar de la mención exclusiva del artículo 751 a los parientes del testador, nada obsta, como señala Reglero Campos, a la validez de la eficacia de una disposición genérica en favor de los parientes de otra persona. A falta de otra indicación expresa en el testamento, habrán de entenderse instituidos o favorecidos quienes sean los más próximos en grado de esa persona al tiempo del fallecimiento del testador.

Como hipótesis particular de designación de parientes, la mención genérica a los hijos da lugar a ciertos problemas de particulares características.

En la práctica, la cuestión se encuentra íntimamente relacionada con la relativa a la preterición de herederos forzosos, por un lado, y a las sustituciones vulgar y fideicomisaria, por otro.

Cuando el testador nombra herederos a sus hijos sin otra especificación también deben considerarse instituidas, como señaló la sentencia del Tribunal Supremo de 2 de julio de 1977 aquellas personas que sin ser hijos del testador, tuvieran para éste la consideración de tales y que fueran llamados así por él en el marco de sus relaciones.

Y por regla general se entiende también que en aplicación de la máxima filii apellatione omnes liberos inteligimur en los casos en que se realiza una llamamiento genérico a los hijos se deben entender instituidos los nietos, en caso de premoriencia de su padre o, según los casos, los descendientes de posterior grado en la misma línea.

En aplicación de la regla filii apellatione, la jurisprudencia ha aludido expresamente al derecho de representación de los hijos de hermanos en las designaciones genéricas en favor de estos últimos o bien ha admitido la existencia de una sustitución vulgar tácita. Es la solución que, además cabe deducir de la doctrina según la cual el llamamiento implícito a los descendientes del instituido no opera tan sólo en la sucesión forzosa, sino también en la voluntaria.

Para establecer la certeza de la designación se prevé asimismo la posibilidad de indicar las causas por las que tiene lugar, a ellas se refiere el artículo 767 cuando dispone que: La expresión de una causa falsa de la institución de heredero o del nombramiento de legatario será considerada como no escrita, a no ser que del testamento resulte que el testador no habría hecho tal institución o legado si hubiese conocido la falsedad de la causa.

La expresión de una causa contraria a derecho, aunque sea verdadera se tendrá también por no escrita.

Por tanto el que la causa sea falsa o contraria a derecho, no comporta en principio la nulidad de la institución de heredero a la que atañe.

En virtud del art. 769 la designación también puede hacerse nombrando a unos herederos individualmente y a otros colectivamente. Si el testador instituye a sus hermanos, el art. 770 prevé que salvo que haya dispuesto lo contrario y si los tiene carnales y de padre o madre solamente, se dividirá la herencia como en el caso de morir intestado.

La designación también puede hacerse nombrando a una persona y a sus hijos, como dispone el art. 771. En este caso, se entenderá todos instituidos simultáneamente y no sucesivamente.

Finalmente la institución de heredero puede hacerse mediante designaciones excepcionales pudiéndose considerar como tales según Castán las hechas a favor de personas o clases determinadas genéricamente, a las cuales  se refieren los arts 671, 749 y 751.

 

     En la sociedad en la que hoy vivimos, muchas parejas, por distintos motivos de indole personal, ideológico, económico..., deciden iniciar una convivencia y formar una  familia sin contraer matrimonio y formando una pareja de hecho. Parejas que en muchos casos, no se inscriben en los distintos registros que existen a nivel autonómico o a nivel municipal. Esta ausencia de inscrpción tiene importantes consecuencias a nivel administrativo, sucesiones que iran siendo objeto de tramiento en este blog. El presente artículo voy a tratar de la Pension de Viudedad en el caso  de las parejas de hecho y voy a empezar por esta cuestion debido principalmente a que acabo de leer  la Sentencia dictada por la Sala de lo Social de Tribunal Supremo de fecha 1 de junio de 2016, de unificacion de doctrina,  que aborda esta cuestion, y que me parece como jurista y como ciudadano un retroceso  en nuestro derechos, totalmente injusta y apartada de la realidad en la que vivimos.
     En la Sentencia se da respuesta, en mi opinion complemante desarcertada, a los siguientes hechos:
       "La demandante convivió con el causante, al menors, desde el año 1985, naciendo de esta relacion una hija, el 05-03-86. En la fecha de fallecimiento del causante, el 19-12-12, la pareja constaba inscrita conjuntamente con su hija en el padrón municipal de habitantes desde 1992, en una vivienda que habia sido adquirida por ambos, por mitad y proindiviso, mediante escritura publica de compraventa, de 03-01-90. La demandante es titular de tarjeta sanitaria como beneficiaría del causante, quien suscribió y presentó el 30-03-01 ante el INSS documento de inscripcion y afiliacion, haciendo constar y señalando a la demandante como beneficiaria a su cargo. Habiéndose decretado por consejería de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid la dependecia del causante, fue la demandante la prestadora de los cuidados al causante dese 20 de Junio de 2012. Como consecuencia del fallecimiento del causante, acontencido el 19 de diciembre de 2012, la actora solictó pension de viudedad que le fue denegada por no acreditar la inscripción como pareja de hecho. En suplicacion se recova la sentencia de instancia para reconocer el derecho de la actora a la pension de viudedad, por entender la Sala que la tarjeta SAnitaria en la que la demandante figura como beneficiaria, emitida por el INSS, constituye un documento público que reconocería la condición de la actoracomo pareja de hecho del causante, comprobando la veracidad de los datos que le fueron proporcionados y permitieron emitir la tarjeta, conforme a lo dipsuesto en el artículo 3 del Real Decreto 1192/2012 y en el artículo 34 de la LEy 16/2003." (fundamento jurídico 4 de la Sentencia nº 462/2016 de 1 de Junio de 2016)
       La entidad gestora en este caso recurre al Tribunal Supremo en unificacion de doctrina y en la Sala de lo Social para mi sorpresa, obviando la cantidad de documentacion y prueba acreditativa de la existencia desde 1985 de una pareja de hecho estable y analoga al matrimonio, le da la razon a la entidad Gestora y no reconoce a la demandente el derecho a la pension de viudedad al no constar inscrito  en el Registro habilitado como  pareja de hecho.   
       Concretamente y ATENCION PAREJAS DE HECHO para tener derecho al cobro de la pension de viudedad se exige los siguientes requisitos:
 
       1.- CONVIVENCIA ESTABLE E ININTERRUMPIDA durante un periodo de CINCO AÑOS.
 
    2.- PUBLICIDAD DE LA CONVIVENCIA MORE UXORIO, imponiendose -con caracter constitutivo y antelación mínima a dos años al fallecimiento- la inscripción en el Registro de Parejas de hecho (en alguno de los registro específicos  existentes en las Comunidades Autónomas o Ayuntamientos del lugar de residencia) o la constancia de su constitucion como tal en documento público.
 
       Considero que la respuesta dada por el Tribunal Supremo no es la adecuado y se ha realizado al margen de la realidad social exsitente, priva a un gran sector de la ciudadanía de derechos que tiene legitimamente derecho a percibir y creando desigualdades donde no las debía haber, pero, claro  esta, es mi humilde  opinión, por lo que si quereis cobrar en un futuro pension de viudedad, ¡¡¡ CORRER A INSCRIBIROS EN EL REGISTRO DE PAREJAS DE HECHO Y CUIDAD DE VUESTRAS PAREJAS QUE NO PUEDEN FALLECER EN EL PLAZO DE DOS!!! y ello siempre que la hucha de las pensiones no se agote...
 
       Un placer haberme dirigido a vosotros y hasta la proxima entrada en el blog
 
            MERCEDES CARMEN NAVARRO CRUZ
                                ABOGADA
       

       

CONTENIDO

La sucesión se defiere por la voluntad del hombre manifestada en testamento y, a falta de éste, por disposición de la Ley. La primera es la denominada sucesión testamentaria.

El testamento aparece definido como el acto por el cual una persona dispone para después de su muerte de todos sus bienes o parte de ellos (arts. 658.1 y667 del CC).

LAS ACCIONES DE FILIACIÓN

Las acciones de filiación, son acciones relativas al Estado Civil de las personas, cuya finalidad es obtener la declaración judicial de una filiación no determinada, de una filiación distinta de la previamente determinada, constante en el Registro Civil. Constituyen, por tanto, el cauce procesal para la determinación por sentencia de la filiación, tanto matrimonial como no matrimonial.

Página 7 de 7

logow

ABOGADA y DELEGADA
TERRITORIAL de ASEMED

excelencia

DELEGACIÓN GRANADA

ISABEL BARBARA AGUILERA AGUILERA
Telf.: 646 955 413
CITA PREVIA:
Colegio de Abogados, C/ Carcel baja
Horario: L a V de 9:00 a 14:00
y 17:00 a 20:30
Colegiado nº ⁠⁠⁠5545
Ilustre Colegios de Abogdos de Granada

DELEGACIÓN JAÉN

MERCEDES CARMEN NAVARRO CRUZ
Telf.: 953 501 611
C/ Sopas nº 5 bajo. 23740 Andújar
Horario: L a V de 10 a 14:00
y 17:00 a 20:00 . Cita Previa
Colegiado nº 2741
Ilustre Colegios de Abogdos de Jaén

colocatuweb c